portada

Gacetilla 042 – 13 de noviembre de 2017

La Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas dijo presente en el Plenario Nacional de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), realizado el día 7 de noviembre en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el encuentro, 153 dirigentes agropecuarios de 27 complejos productivos tuvieron la oportunidad de compartir sus inquietudes con respecto a los recientes proyectos propuestos por el gobierno nacional: la reforma tributaria y laboral.

“Esta es una mesa auténticamente representativa del campo argentino” afirmó el presidente del sector de Economías Regionales de CAME, Raúl Robín, quien brindó la bienvenida a los presentes e informó las acciones desarrolladas por la institución durante la segunda mitad del año. El plenario contó además con la destacada presencia del presidente de CAME, Fabián Tarrío, quien aseguró a los presentes ser “interlocutores honestos sin bandera política”. De esta manera, el dirigente relató: “Lo que nos guía y nos mueve para ser un país mejor son los sectores productivos”.

Posteriormente se dio inicio al desarrollo del plenario, donde productores de 20 provincias expusieron sus problemáticas diarias en la actividad. Sin embargo, y a pesar de la complejidad que caracteriza a cada sector, se abordaron y pusieron en común varias temáticas transversales. Una de ellas fue la falta de transparencia en los mercados y la brecha existente entre el precio de origen que perciben los productores y el de comercialización que paga el consumidor final. Aquí se destacó el testimonio de Mario González, presidente de la Cámara de Productores Agropecuarios de La Rioja (CARPA), quien describió la experiencia de la Cooperativa La Riojana, primera bodega argentina certificada bajo las normas de Comercio Justo.

Durante la jornada se celebró el regreso de la CAME a las reuniones de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) ya que, durante su ausencia, las economías regionales no se sintieron representadas en lo que respecta a la política laboral, condiciones de trabajo y salario en dicho ámbito.

Juan Perlo, presidente de la Federación Nacional de Operadores de Mercados Frutihortícolas de la República Argentina y titular de la Asociación de Productores Hortícolas de la provincia de Córdoba, se refirió a la cuestión laboral en las funciones intensivas. “Desde Fenaomfra manifestamos que hay tres herramientas muy importantes para trabajar con las producciones de frutas y verduras. Uno son los convenios de responsabilidad gremial, que están implementados desde hace varios años y que están funcionando muy bien. El otro tema es la libreta de trabajador rural para los trabajadores golondrinas, muy frecuentes en las zonas productivas de frutas y hortalizas. Hemos presentado una propuesta para hacerle modificaciones y que se vuelva más ágil” relató Perlo. A su vez, agregó: “Un tercer recurso es la Ley de Aparcería Rural. Desde Córdoba hicimos un contrato tipo, el cual pusimos a consideración de la CAME para que sea tratado oportunamente en todas las producciones del país”.

37579105584_32acfb8fe2_z

Por último, el dirigente afirmó mostrarse abierto a escuchar las propuestas del Estado Nacional en relación a la reforma laboral. Sin embargo, considera que “con estos elementos no habría que crear una herramienta nueva, sino modificar y poner en funcionamiento las ya existentes”. Luego añadió: “Las modificaciones que pueda llegar a hacer el Estado habría que analizarlas. Pero con esas tres herramientas creemos que está cubierto el tema laboral en la producción frutihortícola”.

Por su parte, el titular de la Federación del Citrus de Entre Ríos (FECIER), Fernando Borgo, informó sobre la reunión mantenida con la presidenta de la CNTA, Silvia Squire. El directivo comunicó que los productores del interior profundo acordaron trabajar en conjunto los temas comunes, bajo un mismo criterio, frente al gobierno nacional.

Con respecto a los tributos, los dirigentes agropecuarios denunciaron la excesiva presión fiscal que sufren. Además, el sector viñatero y el sector azucarero manifestaron preocupación por el proyecto de reforma fiscal propuesto por el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne. En el mismo se propone gravar al vino y a las bebidas azucaradas, lo que consideran un duro golpe contra las economías regionales.

Finalizando el plenario, y abordando una de las temáticas presentes con más fuerza durante la jornada, los dirigentes acordaron líneas de acción conjunta en torno a los proyectos de reforma tributaria y laboral, a fin de proteger y defender a las economías regionales. Además, frente a la renovación de autoridades en el Ministerio de Agroindustria de la Nación, se acordaron nuevas estrategias de vinculación con el objetivo de continuar trabajando en pos del desarrollo de los productores de Pymes argentinos.